Acupuntura: Cómo tratar la obesidad

¿Cómo interpreta la Medicina China la Obesidad?

Sois numerosas las personas que nos preguntáis cuál es la visión de la Medicina Tradicional China (MTCh) sobre el asunto del sobrepeso y la obesidad, una epidemia que como alerta la OMS no es cuestión menor. Como sabemos nos predispone a sufrir múltiples patologías: cardiacas, locomotoras, respiratorias, oncológicas, metabólicas, etc.

La medicina convencional considera los problemas de exceso de peso como una cuestión cuantitativa, ingreso/gasto de calorías, y, en cierta manera, la MTCh también lo hace, aunque desde un punto de vista energético. Debemos comprender que según la medicina asiática el órgano que regula el tejido adiposo, masa magra, es el páncreas y el estómago, su órgano anejo, ambos componen la energía del Elemento Tierra. Cuando hay un problema relacionado con el sistema digestivo los médicos chinos acuden a regular estos órganos, comprendiendo que también una caquexia, pérdida excesiva de peso, es un problema en estas vísceras.

Cuando la energía de bazo decrece empiezan a existir problemas en la digestión de los alimentos, no obtenemos un buen aporte de lo ingerido, nos sentimos más cansados, retenemos líquidos, tenemos mayores acumulaciones adiposas, ganamos peso sin tomar grandes cantidades de comida, etc. Como decíamos antes, se podría decir que esto es una cuestión gradual, según la MTCh primero hay una pérdida de la energía del páncreas, que nos puede producir peores digestiones, problemas de apetito, deposiciones blandas, acumulación de líquidos…, tras esto se produce un estado de “humedad” en el que podemos empezar a tener sobrepeso, por una acumulación adiposa que es blanda, depresible… En última instancia la “humedad” de bazo se transforma en “flema”, aquí ya vemos situaciones de obesidad más severa con posibilidad de celulitis y otras complicaciones.

Según la MTCh el páncreas se ve afectado por varios motivos:

  1. Problemas de tipo dietético: a veces se produce por una gran ingesta continuada de comidas pero muchas otras veces no es tanto la cantidad sino el tipo de comida y forma de comer, alimentos procesados, con muchos aditivos, exceso de dulces, proteínas y grasas animales… picamos a deshora y comida que nos aporta poca energía. También las formas de cocción afecta, por ejemplo comer excesivos crudos o pasarnos con los fritos, provocan mayor “humedad” en el páncreas.
  2. Esta medicina le da mucha importancia al efecto que las emociones tienen en el cuerpo, en concreto podríamos decir que el afecto, más bien una carencia del mismo, se relaciona mucho con un desgaste de la energía digestiva, no olvidemos que la primera forma en la cuál nos vinculamos con nuestra madre, la primera persona con la que establecemos lazos emocionales, es a través de la nutrición. Los textos clásicos de MTCh describen que el exceso de rumiación,

ideas obsesivas, provocan efectos negativos en estos órganos digestivos, al fin y al cabo el cerebro necesita glucosa para poder realizar los procesos mentales.

  1. La falta de una actividad física regular y de tipo aeróbico no ayuda a que la energía fluya de manera correcta y saludable, también hace que los líquidos no se movilicen y el corazón y los pulmones no trabajen adecuadamente.

Por lo tanto la Medicina China se centrará en regular, mediante la acupuntura, la fitoterapia o la nutrición, estos dos órganos, que nos ayudarán a equilibrar, de una forma coherente y gradual, nuestro peso, digestiones, deposiciones, apetito, etc. Además será muy importante revisar el componente afectivo que puede existir en este tipo de síndromes y la relación que cada persona haya establecido con la comida.

Un saludo.

Gabriel Fustero

Enfermero Acupuntor y Terapeuta Gestalt

Acupuntura: Cómo tratar la obesidad
Por favor, vótanos

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.